• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

La venta telefónica ¿Engaño, Timo, Estafa?

miércoles, marzo 30, 2016 // Por Javier Heredia // , , , // No existen comentarios


Para mí, la venta telefónica ha perdido todo su valor. Da igual ya la magnitud de la compañía que llame a nuestra casa para intentar vendernos algo, no se salva ninguna sin excepción.

Ya llevo tiempo observando las formas y técnicas de persuasión que emplean las personas que realizan estas llamadas desde los Call Centers y cada vez me da más fatiga atender estas llamadas. Al principio reconozco que como profesional y amante de la venta que me considero, intentaba discutir o rebatir objeciones para poner en el punto de la cuerda floja a la persona que intentaba venderme algo. Pero desistí. Desistí hace ya muuuucho tiempo, y como "truco" para que me dejen tranquilo y me borren de sus bases de datos, encontré una solución. Cuando llaman y preguntan por mí para vender algo, siempre digo que Javier Heredia falleció recientemente. Si, si... me suicido a mí mismo con tal de no volver a recibir más llamadas engañosas. Os puedo asegurar y garantizar que de esa empresa no te vuelven a llamar. Es la mejor manera que he encontrado de borrarme de sus bases de datos, ya que con el tema de las LOPD (Ley de protección de datos), es imposible, ya que te aburren diciendo que tienen un fichero autorizado y bla bla bla... Así que si no quieres recibir más llamadas de este tipo en casa, date por suicidado y comunícaselo a la persona en cuanto recibas alguna de estas llamadas.

La pasada semana (es de risa) recibí una llamada. Al teléfono una chica con voz dulce que me indicaba que llamaba de una editorial de libros. No voy a decir cual, para no desprestigiar a la empresa, ya que es uno de mis principios básicos a la hora de redactar en mi blog, prefiero no criticar a nadie de manera directa haciendo una mala publicidad sobre ellos, ya que en el mundo de la venta, nunca sabemos donde vamos a terminar, aunque ganas no me quedan, prefiero reservarme el nombre.

La chica me comenta inicialmente que están haciendo una encuesta sobre cultura y que solo quiere realizarme dos preguntas. Yo en esos dos segundos pensé que sería verdad, que siendo una compañía dedicada a la cultura y a vender libros, pues era muy probable que estuviesen haciendo un estudio de mercado, por lo que accedí a contestar a sus dos preguntas.

La primera pregunta fue; ¿Cree que se leen pocos libros hoy día?, a lo que contesté que entendía que con la existencia de Internet y los libros electrónicos, probablemente el formato libro no se lea tanto como hace unos años.

La chica me lanzó la segunda pregunta; ¿Cree que hay escasez de bibliotecas y que deberian de existir mas?, a lo que contesté que sí, que indudablemente no existen muchas bibliotecas y en pro de la cultura, deberían de facilitar más centros para que las personas puedan acceder mejor a la lectura gratuita.

Pues bien, automáticamente la chica me dice. Pues mire Javier, como me ha atendido usted muy bien y ha accedido a responder a las preguntas de la encuesta con mucha amabilidad, desde XXX Editores, vamos a regalarle a usted un libro totalmente gratuito sobre las maravillas del mundo, (y me dice textualmente, ojo...) el cual usted no va a pagar nada, ni ahora ni nunca!... 

Sin darme tiempo a contestar me sigue diciendo; lo único que le vamos a cobrar son 4€ por gastos de envío. Y sin parar de hablar me sigue diciendo; justamente mañana habrá un comercial por la zona y se lo puede llevar, ¿A que hora le vendría bien?... (intento de cierre directo de la venta sin dejar ni respirar)

Imaginaros que situación!!!. Automáticamente contesté que no quería nada, ni gratis ni de ninguna de las maneras porque su forma me habia parecido engañosa.

Primero; me dice que es para una encuesta

Segundo; tras la encuesta me dice que me va a regalar gratis un libro que no voy a pagar nunca.

Tercero; me dice que solo voy a pagar los gastos de envío por valor de 4€ (precio insignificante para un libro por muy malo que sea)...

¿Entonces donde tengo el problema?. En que me sentí engañado cuando me dijo que los 4€ eran de gastos de envió, un envío que no existía porque se suponía que mañana habría un comercial por mi zona para acercarme el libro...

Quiero decir, que si en vez de decírmelo así, me hubiese dicho que el libro tenía un coste especial de solo 4€, probablemente hubiese accedido, pero no con engaños.

¿Donde está la persuasión?. En hacerte tragar por el libro y al siguiente día, cuando el comercial me traiga el libro "gratuito", probablemente tendré que soportar dos horas de insistencia intentando venderme cuatro enciclopedias y regalarme dos termomix, dos aspiradoras y cuatro televisores de 60 pulgadas...

Es decir, esta es una forma de concertar visitas engañosas para que los comerciales intenten vender en los domicilios, haciendo de la puerta fría una puerta templada...

Este tipo de venta influye en la imagen cara a la sociedad, que se le da al vendedor, incluso daña nuestra profesión de una manera desmesurada, y todo, por la falta de transparencia en los procesos comerciales. ¿Lo malo?, que este tipo de venta telefónica no va a desaparecer, así que tendremos que seguir conviviendo con ella, y por qué no, simulando nuestro propia defunción, para conseguir que nos borren de sus bases de datos y sobre todo, no nos molesten en horas de sobremesa o a las 21h de la noche que no son horas para dejar que te timen por teléfono.

@_jheredia_

Fuente Imagen: Xataka

Recuerda que puedes seguir el blog desde tu red social favorita! ¿Conectamos? Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Sígueme en Instagram Sígueme en SlideShare Suscríbete
O suscribirte por mail Pinchando AQUÍ

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!