• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

El día que no vendí

domingo, noviembre 10, 2013 // Por Javier Heredia // , , // No existen comentarios


Muchos, ni uno, ni dos, ni tres. Muchos han sido los días que no vendí ¿No os ha pasado?. Días donde las técnicas de ventas no funcionan, días donde nuestra velocidad se ve aminorada, días donde no sacastes partido, dias donde mandarías todo al traste sin ni siquiea pararte a pensar.

Esto, sólo le ocurre a un profesional de la venta, si, a un profesional. 

¿Por que? Podrían ser muchos motivos, juntos o separados.

1.- Cambio de manual de ventas y comienzo de un nuevo ciclo que no hemos preparado bien. 

2.- Incorporacion de nuevos productos a los que aún no hemos definido un argumentario correcto... 

3.- Mala organización de la ruta.

4.- Falta de coherencia en la previsión de visitas.

5.- Cliente no receptivo.

6.- Tu estado emocional.

En mi caso, el 99% de las veces que he llegado a casa sin vender, el culpable ha sido mi estado emocional. 

Los vendedores dependemos casi al 100% de nuestro estado de ánimo, por lo que podríamos decir que los problemas personales, el cansancio, la desidia, la desgana, la pereza... y miles de adjetivos y acciones, no son buenas compañeras. Si me considerase un gurú os diría que hay que evitar estos obstáculos, pero no lo voy ha hacer porque además de "Gurubear" estaría mintiendo.

Las emociones y los estados anímicos son inevitables, lo que si me atrevo a decir es que; "hay que convivir con ellos y aprender a controlarlos" y saber que cuando un día no vendemos y tenemos bien hechos los deberes (rutas, planificación, argumentarios...), es el momento de hacer una introspección camino a casa y buscar ese lado visceral que afectó el día. Mañana, mañana será otro día, otro día maravilloso para poder vender, para poder enmendar ese sentimiento que hoy no nos dejo vender.

Los buenos vendedores no son los que venden siempre, son los que salen a la batalla cada día a vender con el corazón.

"No dejes que tus sentimientos ni tus problemas personales se inmiscuyan en tu trabajo. Estos mermarán tu profesionalidad y harán que tu frustración por no vender hoy, te vuelva a acompañar mañana"

_@jheredia_

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!