• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

Planificación, Organización y Programación. La agenda de los tontos

miércoles, septiembre 04, 2013 // Por Javier Heredia // , , , , // 1 comment


Fundamental. Sin programación, no hay calidad en el desempeño, ni mucho menos efectividad en la realización de nuestras funciones.

Cuando tenía 23 años, comencé a trabajar en la Industria Farmacéutica. Recuerdo que en mi primer día de trabajo, salí acompañado por mi nuevo jefe, Benedicto Rodríguez, un señor (con mayusculas) amante de la venta, y un profesional orientado a la excelencia en los resultados. 

Al transcurso de no más de media jornada, me preguntó; ¿Javier, estás tomando nota de todo cuanto estamos hablando y de lo que acuerdas con los clientes?... A lo que yo, muy seguro de mi mismo contesté; "Lo tengo todo aquí, en mi mente", mientras tocaba mi frente con el dedo índice...

La contra-respuesta que obtuve fue:

"La mente, es la agenda de los tontos".

Guauuuui!!!! Tremenda respuesta!!!

Antes de asimilar la respuesta, mi jefe aprovechó  una llamada que me entró al móvil de un cliente y desapareció de mi lado... Yo, seguía hablando a la vez que le buscaba con la mirada, ¿dónde se había metido?...

Cuando me di cuenta, giré, y me lo encontré nuevamente a mi lado. Traía consigo una bolsa y al colgar el teléfono me dijo; "Toma, esto es para ti. No quiero tontos en mi equipo". Cual fue mi sorpresa que el contenido de la bolsa era UNA AGENDA!.

Bravo!!!.... Aquel día tuve una de las lecciones más importantes de mi trayectoria profesional; "A veces los que se creen más listos, resulta que son los más tontos"

Aprendí:

1.-A llevar el control y no perderlo.
2.-A no embotar mi cabeza y hacerlo en la agenda.
3.-A dejar de preocuparme de posibles olvidos. Lo escrito, escrito y anotado queda.
4.-A ser mejor y más profesional.
5.-A depender de por vida de una buena programación, y de una agenda.

A fecha de hoy, sigo comprando mi agenda anual todos los meses de diciembre. Soy adicto a productos de Apple (iPhone y iPad), tan adicto que inclusive los post, los escribo con un dedo desde una app para el iPhone en el 90% de las ocasiones para rentabilizar mi tiempo. Pero, por más tecnología, aplicaciones y progreso informático que el desarrollo tecnológico ponga a mis pies; MI AGENDA ES MI AGENDA y seguirá siéndolo de por vida.

Al igual que dependo desde siempre de folio y bolígrafo para negociar (nunca me siento ante un cliente sin un folio en blanco para escribir), también dependo día a día de ese pequeño cuaderno llamado agenda, que me enseñó a ser menos tonto, dejando de acumular temas en mi cabeza que ocupaban más memoria de RAM de la cuenta, inclusive, me ralentizaba el procesador neuronal, de todo el cúmulo de información que constantemente intentaba retener, demostrándome a mi mismo,que no era más listo por retener, sino por anotar.

Estos son los detalles, aparentemente pequeños, que hacen grande a un profesional de la gestión. Y no me refiero a comprar y utilizar una agenda todos los años, me refiero a la gestión que mi jefe realizó conmigo aquel día, ayudándome a ser mejor y mas profesional. 13 años después, lo recuerdo y lo agradezco con la misma fuerza que aquel día. Gracias Benedicto Rodríguez.

PD.-Desde aquel día, mi "enfermedad" por el trabajo y mi pasión por la venta se unieron a la GESTION (parte protagonista en la temática de este blog), adquiriendo el compromiso de la organización como base para desempeñar funciones. Desde entonces, sufro patología grave en lo que a organización, metodología diaria y organización se refiere. 

Foto: Human Training.

1 comentario:

Gracias por dejar tu comentario!