• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

Por la boca "VIVE" el pez

jueves, agosto 22, 2013 // Por Javier Heredia // , , , , // No existen comentarios


No ofrezcas ni prometas nunca a un cliente, lo que no puedas dar o cumplir en un futuro.

Muchos vendedores afanados por vender, ofrecen, dan y prometen lo que nunca podrán dar o hacer. Esto sólo les lleva a;

1.-Conseguir un pedido.
2.-Quizás aperturar también un cliente nuevo.
3.-Salvar la cifra.
Supongamos que se trata de ti, tu eres el vendedor; ¿Hablamos de tu a tu?

Hasta aquí, has vendido. Pero, ¿Y la gestión comercial que viene a posteriori?. Llegara el momento en el que tu cliente te pedirá lo que prometiste aquel día por vender o aperturarlo como cliente nuevo.

¿Y ahora?.... ¿Toca sacar el "incendiario" que llevas dentro y por ejemplo; echaras culpas a tu empresa o algún departamento, de no poder cumplir con lo prometido?... 

Nunca me he visto envuelto en este tipo de situaciones, pero las he vivido de cerca o me han afectado de manera indirecta como manager. Entiendo que tiene que ser una situación más que difícil y complicada; "una situación como un laberinto sin salida".

Donde las dan las toman;

Así es, "donde las dan las toman". Un cliente tiene mil y una manera de tomar el poder. Un poder que a veces se nos olvida, y que parte del PODER DE COMPRA, muy por encima del poder de persuasión que tiene un vendedor.

¿A qué me refiero?. Me refiero a las siguientes acciones que pueden llegar en cualquier momento adoptadas como medida de comportamiento y de presión de nuestro cliente hacia nuestra INEXISTENTE GESTIÓN y falta de cumplimiento.

Si no cumples tu palabra y no das lo que prometes, seguro que:

1.-Te devuelvan el pago; Estarás afectando a otros compañeros del departamento financiero, por tu falta de ética, inclusive tendrás que invertir tiempo de vender en cobrar...

2.-Perderás al cliente. Sin lugar a dudas.

3.-Tu competencia se enterara y celebrara tu error.

4.-Tu marca quedara resentida en el mercado por las malas críticas y opiniones, que parten de un cliente, pero que llegan a mutar en metástasis hasta infectar el oído y la mente de otros clientes y futuros prospectos.

5.-Perderás toda tu integridad profesional y lo que es peor aún, perderás credibilidad. 

6.-¿Seguimos?....

Reflexión;

Honestidad, profesionalidad y ética. No dejes que nunca falten en tu mochila, la mochila de la vida. 

De lo contrario, como dice Fito y Fitipaldis; "Por la boca vive el pez"... por lo que serás un charlatán de feria en vez de un vendedor profesional, VIVIENDO DE HABLAR, (contar, prometer y no cumplir), y finalmente igual que viviste al final morirás, ya que cono dice el dicho verdadero ; "Por la boca muere el pez).

Seguimos jugando!

@_jheredia_

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!