• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

Mi Papá es Vendedor!

lunes, julio 22, 2013 // Por Javier Heredia // , // 2 Comentarios

Tal como dice el titulo de este post, te responderá mi hijo si le preguntas en que trabaja su Papa.

Cuando nació mi hijo pensé; ¿Como lo hago para ser "un gran padre" y lograr que mi hijo en un futuro sea una buena persona?. De esta pregunta surgieron acciones concretas en mi mente, acciones que debía programar y poner en marcha desde el primer día para que mi pregunta, en un futuro y con el paso de los años, llegue a ser una afirmación.

En aquel momento pensé que tenía que fusionar su crianza con una buena gestión. Y es que, mi mente comercial, de manera sorpresiva e inconsciente, ya estaba desarrollando una "estrategia". Sin querer tenía mi "Visión" afianzada en mis valores familiares, valores que van mucho más hallá que una filosofía empresarial, van hacia y desde el corazón.
Mi Misión. ¿Cómo lo voy ha hacer?, fue mi siguiente planteamiento. Lo primero que pensé fue en "alinear" a mi círculo familiar (sobre todo a las abuelas), como si de ventas y marketing se tratara. Alinear a mi entorno, me aseguraría un camino correcto y adecuado para llegar a alcanzar mi objetivo.

Algunas de las acciones se podían poner en marcha desde el primer día, otras debieron ser programadas para ir implementándolas conforme mi bebé se desarrollara y adquiriese capacidad de entendimiento y raciocinio.

Un Mail. Bajo mi propio dominio (javierheredia.com), abrí un correo para el  (también se llama Javier). A este correo y desde el primer día que nació, le escribo y le cuento cosas. Sus progresos, sus aprendizajes, noticias de actualidad... incluso mis vivencias profesionales. Con esta herramienta, pensé que plasmaría momentos inolvidables y a la vez lo dataría automáticamente en un Mail personalizado con su nombre, el cual, será su regalo de 18 años. 

Un álbum. Adquirí un álbum de esos antiguos, donde el pegamento se presenta en forma de bandas horizontales y un velo protector cubre cada página. Aquí voy plasmando recuerdos de viajes, lugares... por dónde vamos pasando juntos. Su primer billete de metro, su primer billete de avión, la primera vez en el circo.

Vídeos tiempo real;

Cada vez que salgo de viaje, dedico dos minutos antes de salir de mi habitación para grabarle un vídeo de buenos días, donde le expreso mis sentimientos y consigo que la distancia sea cercana para los dos. El vídeo lo remito a mi mujer y ella se encarga de ponérselo al despertar. ¿Sabéis?, mi hjo lo visualiza unas 10 veces en el día, hasta que no le envío el siguiente, el cual sustituye por el anterior. Fijaos, Skype no le gusta porque dice, que no puede volver a escuchar a su papa!!!. Ese es mi lazo de unión en la distancia!

¿Qué pretendo con estas tres herramientas?

Adquirir vínculos de valor y que en un futuro mi mente senil no olvide toda esta experiencia, así como poder enseñar a mi hijo en su madurez, todo cuanto hemos vivido y sentido juntos. 

Mi hijo convive con un padre viajero, ausente en muchas ocasiones, por lo que trato de estar lo más unido a él en cualquiera de los momentos, aún en la distancia. Mi trabajo es mi pasión, no esta por encima de nada ni siquiera de él, pero es mi vida, y tengo que vivirla tal como el vivirá la suya.

A sus tres años de edad, llegaron los objetivos. Por supuesto todos cualitativos. Nada de cuantitativos. Cada acción suya tiene un premio o beneficio que no tiene por que ser material. 

Llego el cole!. Tras hacer un hueco en mi despacho, organice su espacio, un espacio donde "acumular" dibujos increíbles y manualidades inolvidables que un día serán sustituidas por libros de texto, apuntes y si dios quiere por todo lo que administrativamente acumula una carrera universitaria.

Sus estudios para mi son lo más importante cara a su futuro. En mi caso, cada vez que he sido localizado por un head hunter o responsable de rrhh para una oferta de trabajo en puestos de responsabilidad, el 90% de las veces,, he sido descartado de manera inminente por no tener estudios universitarios... (Papa, mama, que razón teníais....). Es frecuente en el 2.0 oír hablar de; actitud, expertise, seniority.... pero amigo, de nada vale para muchos, si no has estudiado una carrera.

Esta, es una de mis pocas frustraciones profesionales, por no decir la única. Guardo dos ejemplos para él como armas de fuego, por si algún día las necesito para aclararle las ideas.

Por un lado, la vida laboral de su mamá, (mi mujer). Estudio Farmacia, aprobó con una nota media de sobresaliente y nunca jamás fue descartada en ningún proceso. Por otro lado yo, un perro viejo de la venta, criado entre clientes, universidad; la calle, y como diría mi amigo @VendeEnfurecido; "Con el traje remendado y los zapatos desgastados", pero; SIN CARRERA. Casi en contra de mi voluntad, guardo algunos mails donde me anuncian el rechazo como candidato, por falta de preparación universitaria, por si llegado el día, tengo que utilizarlos en un consenso familiar, como prueba de lo que pueda depararle la vida si escoge mi camino y no el de su madre.

Varios son los archivos de mi despacho que ocupan su nombre; Matrículas escolares y notas, dibujos, diplomas y titulaciones (ya se ha estrenado con uno de natación ;) ). Yo me he encargado de comenzar a implementar sus futuros hábitos, el solo tendrá que ir adoptándolos y haciéndolos suyos.

Con tan sólo 2 años, me recibía en la puerta de casa al llegar de la calle, cogía mi troley, miraba a su madre y decía; "adiós, me voy a ver un cliente..." jejeje.

Cuándo me ve sin corbata, me pregunta si ese día no trabajo, y si respondo que si, me obliga a ponerme la corbata! aunque el termómetro supere los 30º!.

¿Y si mi hijo quisiese ser vendedor?, sería su elección y yo le apoyaría, pero eso si, vendedor por vocación y convicción, nada de vendedores ocasionales en casa como opción al desempleo. 

Son varios mis objetivos con el, pero el más importante es conseguir que sea PERSONA, que adquiera unos valores básicos por convicción, que no tenga miedo nunca a decir te quiero a nadie, que aproveche su vida, sea feliz y por supuesto que este orgulloso de si mismo y de nosotros, sus padres.

Javier Heredia.

2 comentarios:

  1. Madre Mía, qué post más emocionante. Soy madre de dos niños y la verdad es que me veo reflejada en varios puntos. Menuda forma de terminar o empezar el día (son casi las dos de la mañana y estoy aprovechando para leer un poco tranquila). Muy Bueno, Javier!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria!... me alegra que compartas pareceres conmigo. Como siempre digo, es un placer tener compañeros de profesión y lectores como vosotros, que además de leer los post de mi blog, sienten y padecen sentimientos compartidos. Un abrazo, estamos en contacto!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario!