• Sígueme en Linked In
  • Sígueme en Instagram
  • Sígueme en SlideShare
  • Suscribete

¿Que somos Leones o Huevones?

viernes, marzo 08, 2013 // Por Javier Heredia // No existen comentarios



En mi etápa de vendedor, recuerdo que hubo un momento en el que me dí cuenta que tenía que elegir entre tres opciones para iniciar la mañana:

1.-Desayunar solo
2.-Seleccionar con quien quiero desayunar
3.-Seguir desayunando con cualquiera


Son muchos los vendedores que quedan a primera hora para desayunar. Dependiendo del tipo de mercado, las cafeterias pueden ser de entornos muy variados. Un poligono industrial, la cafeteria de un hospital... Es una bonita forma de comenzar el día; entre compañeros, ya sea de la misma empresa ó de otra, incluso de la competencia, pero en un ambiente de trabajo, con un cafe media tostada y a veces o casi siempre, hasta dos cafés si la conversación matutina se extiende.

Hasta aquí el escenario tipico y habitual. Pero... ¿Por que un día pensé en estas tres opciones que citaba al comienzo de este post?...

Todos los que nos dedicamos al mundo comercial, sabemos que hay dias buenos, malos, regulares y pésimos... Es parte de nuestro día a día y eso nunca cambiará, lo importante es saber gestionar los tiempos, tener clara la estrategia, avanzar en ella minuto a minuto y dia a dia hasta dar el resultado del mes, trimestre ó año. Hasta aquí lo tenía asumido, pero me dí cuenta que depende de como comiences el día así te influirá en tus resultados.

Si comenzamos la mañana desayunando con conversaciones negativas en las que solo hay que escuchar; "los objetivos estan por las nubes", "tengo los clientes cargados", "no se ni a quien voy a visitar hoy".... mal empezamos.

Acabamos el desayuno, nos montamos en nuestra segunda casa (el coche), y a conducir. ¿A conducir pensando en lo que tenemos que pensar?, ¿O pensando en el incendiario que te acaba de contaminar la mente?

Hay muchos "vendedores" quemados que hacen de incendiarios constantes hacia sus compañeros. ¿La crisis?... una nueva excusa más para el maletín de los pirómanos.

El vendedor profesional tiene claro sus objetivos, su implicación, controla su constancia, tiene su estrategia, su planificación y todos los motores arrancados y en línea para avanzar día a día.

No permitas que nadie te estropee el desayuno ni un buen dia de trabajo!.

...por cierto, yo elegí la opción 2.

Javier Heredia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!